8 consejos básicos de finanzas para afrontar los estragos de la pandemia

8 consejos básicos de finanzas para afrontar los estragos de la pandemia

Factura Profesional está consciente que muchos facturadores han sentido el impacto económico de la pandemia de primera mano. Otros han tenido más suerte y no fueron afectados con tanta fuerza.

Sin embargo, Costa Rica avanza lentamente hacia mejores tiempos y otros países, al igual que Costa Rica, empiezan a ver la luz al final del túnel, y, aunque este sea el caso, es importante tener unas finanzas saludables en casa y estar preparados para cualquier posible eventualidad. Por eso, Factura Profesional le da los siguientes 8 consejos de cómo afrontar los estragos de la pandemia del COVID

  1. Ahorre parte de su salario antes gastar
  2. Reduzca los gastos del hogar; más si todos están siempre en casa.
  3. Evite los “lujos” en la despensa
  4. Destine los gastos de transporte o gasolina a un ahorro
  5. Sea transparente con su familia
  6. Reduzca comer afuera
  7. Sea consciente de sus ingresos y viva dentro de sus límites
  8. Lleve un registro visual de su tarjeta de crédito

Cuide sus finanzas en esta pandemia con los siguientes pasos:

Ahorre parte de su salario antes gastarlo

Bien lo ha dicho Warren Buffet, uno de los inversionistas más exitosos del mundo, “No ahorres lo que te quede después de gastar, gasta lo que te quede después de ahorrar.” El ahorro es una de las mejores prácticas que se pueden seguir a nivel financiero. No solo crea un “colchón” o un fondo de emergencias sino que también te ayuda a siempre estar listo. Una persona que ahorra, es una persona que está consciente de las incertidumbres del futuro.

Reduzca los gastos del hogar; más si todos están siempre en casa.

Si bien muchas personas trabajadores aún están trabajando desde la casa y la mayoría del estudiantado sigue sin asistir tiempo completo en las instituciones es posible que el gasto en electricidad aumente. Por lo que es recomendable ser consciente y eliminar los gastos fantasmas. Desconecte los electrodomésticos que no usa, apague las luces que no esté usando. Durante el día sáquele el provecho al sol para iluminar su casa y durante la noche, apague las luces en los cuartos donde no haya nadie, apague la radio y los televisores que nadie esté utilizando.

Evite los “lujos” en la despensa

¿Usted va al supermercado con lista o sin lista? Si usted va sin lista se arriesga a ser “víctima” de las estrategias del supermercado para vender más. Vaya con una lista y compre solo lo que necesita y no lo que “quiera”. No vaya con hambre al supermercado sino las estrategias de venta tiene el doble de efectividad.

Destine los gastos de transporte o gasolina a un ahorro

Estar desde la casa también ha tenido un efecto positivo en las finanzas puesto que se gasta menos en transporte público o privado; entonces, en lugar de mover esos fondos para cubrir nuevos gastos, saque la misma cantidad de dinero y la ahorra. Así una vez que vuelva a las calles no recibirá un golpe en la bolsa puesto que ese dinero que gastaba antes en gasolina lo sigue teniendo dentro del presupuesto y no tiene que dedicar otros fondos para cubrir el transporte.

Sea transparente con su familia y llame a la conciencia

Ser parte de un núcleo familiar significa que las decisiones importantes como las financieras deben de tomarse en conjunto. Pero lo más importante es mantener a todos informados  y explicarles la importancia de controlar los gastos de la casa. De nada nos sirve si un miembro reduce los gastos al mínimo mientras que el otro gasta sin mesura.

Reduzca comer afuera y pedir comida exprés

El confinamiento y el estar siempre en casa llegó a ser desesperante, por lo que ir a cenar puede afectar sus finanzas si no son controladas. Considere reducir las cenas en restaurantes y tome en cuenta los servicios exprés que pueden ser una opción un poco más económica y relajante (al final no hay que cocinar ni lavar los platos).

Sea consciente de sus ingresos y viva dentro de sus límites

Vivir dentro de los límites siempre será recomendado y tendrá un efecto positivo para sus finanzas. Deje atrás las deudas innecesarias y compre solo lo necesario. Hay una diferencia gigante entre comprar lo que se quiere a lo que se necesita.

Lleve un registro visual de los gastos de su tarjeta de crédito

Este consejo funciona distinto para cada persona. Uno de los problemas de las tarjetas de crédito o de débito es que se pierde perspectiva de cuánto se está gastando. Por eso se recomienda llevar manualmente un registro de todas las compras con tarjetas para ser consciente de lo que se ha gastado. Tener el efectivo y no usar las tarjetas puede ser otra opción puesto que así se puede ver cómo se va acabando el dinero.

Costa Rica afronta tiempos difíciles con respecto a su economía, el mercado se contrajo, el desempleo aumentó, las personas siguen sin movilizarse y los aforos siguen limitados. Sin embargo, el país se está recuperando y ve la luz al final del túnel. Una salud financiera no solo ayuda durante tiempos difíciles, sino que también ayuda a no tener tiempos difíciles en un futuro. Trabaje y ahorre para tener un futuro estable.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.